Yo tengo razones para vivir !!

Buscar este blog

!

Un árbol bueno no puede dar frutos malos, como tampoco un árbol malo puede producir frutos buenos.
Por lo tanto, ustedes los reconocerán por sus obras.
1 Si yo hablase lenguas humanas y angélicas, y no tengo amor, vengo a ser como metal que resuena, o címbalo que retiñe.
2 Y si tuviese profecía, y entendiese todos los misterios y toda ciencia, y si tuviese toda la fe, de tal manera que trasladase los montes, y no tengo amor, nada soy.

lunes, abril 25, 2011

11 Razones para NO votar por Keiko Fujimori

11 Razones para NO votar por Keiko Fujimori
Porque no creo que deba premiar con mi voto una opción política que tanto daño le hizo al país.

Porque en lugar de exhibir modales más democráticos, el fujimorismo se sigue jactando de su autoritarismo.

Porque en lugar de distanciarse de su talante autocrático, escogió dos momentos clave de la campaña electoral (el debate y el cierre) para mostrar su verdadera faz, la del pasado más vergonzoso, la del pillaje, la rapiña, las matanzas, la toma de los medios de comunicación.

No votaré por Fujimori porque definir aquel régimen despótico, que quiso perpetuarse con fórceps y aceitando voluntades, como "el mejor gobierno de la historia del Perú" es evidenciar que el embuste volverá para entronizarse.

Porque si bien es cierto, como decía Otto Von Bismark, que nunca se miente tanto como antes de unas elecciones y después de una cacería, en el caso del fujimorismo el engaño, la farsa y la trapacería son como una santísima trinidad y connaturales a él.

No votaré por Fujimori porque por más que hayan gritado a los cuatro vientos que hay tecnócratas respetables entre sus filas –que los hay–, también se aprecian antiguos acompañantes que apañaron la corrupción y fueron recurrentes visitantes a la salita siniestra del SIN.

No votaré por Fujimori porque en lugar de hacer un mea culpa, una autocrítica, pedir perdón, exteriorizar signos de conversión, o algo que denote una transformación auténtica, se dedicó a corear el "¡chino, chino, chino!", que a muchos suscita tanta añoranza, pero a mí me suena como a rayar una pizarra con un tenedor.
No votaré por Fujimori porque aun cuando ahora exhiba una faceta aparentemente afable, su doble cara no deja de aflorar. Porque como ha dicho el profesor de Harvard, Steven Levitsky, "se puede tener dudas de Humala, pero de Fujimori tenemos pruebas". Porque el fujimorismo, quiérase o no, está documentadamente vinculado a la mafia, a la cleptocracia, al pandillaje, a la podredumbre, a la canceración, a la venalidad, y, nunca lo olviden, posee alma de alacrán. Porque si bien es correcto que a la candidata del fujimorismo recién le estaban saliendo las primeras espinillas cuando su papá se dedicó a hacer de la política un jardín frondoso de víboras y rencores, no es menos cierto que en vez de renegar de ese pasivo y hacer un pucherazo, lo ha aplaudido con orgullo.

No votaré por Fujimori porque, la verdad, aunque quisiera creerle a Keiko, su palabra no me inspira ninguna garantía, ni confianza, ni nada que se le parezca. Porque cuando jura por dios y por todos los santos que no liberará a su papá, pues no le creo, y pienso que, de llegar al poder, buscará la forma de excarcelarlo, como sea: presionando al Poder Judicial, haciendo enjuagues bajo la mesa, negociando algún tipo de figura forzada, excavando un túnel, lo que sea, y esa liberación despertará tal indignación que es difícil prever sus consecuencias. Porque voy doble contra sencillo que, si se hace del poder, ello ocurrirá de todas maneras, recuérdenlo bien.



No votaré por Fujimori porque no veo dicha alternativa como el "mal menor", sino como un mal a secas. Porque si la muchachada opusdeísta, en bloque, ya está anunciando que votará por el fujimorismo y rezándole a su santo para que así sea, pues ello ya es razón suficiente como para advertir que algo no anda bien. Porque tengo la sensación, de igual forma, que con un triunfo de Fujimori la polarización se hará insoportable.

Porque ya me cansé de votar empujado por el miedo. Porque, como ha dicho Jaime Bedoya en su blog: "Un país sin autoestima no es tal. Será un pacharaco mercado emergente, un foco de inversión ligero de cascos, un conjunto de ghettos acostumbrados a vivir de espaldas entre sí rumiando el odio fraterno, pero difícilmente será otra cosa". Porque, además de lo esbozado por Bedoya, una nación sin dignidad ni memoria y desapego a la democracia y la libertad, carece de futuro.

Porque el crecimiento económico será importante, pero pienso que el respeto a los derechos humanos lo es más. Y al fujimorismo –lo siento, pero es así– aquello último les importa un carajo.


http://lamula.pe/2011/04/24/no-votare-por-fujimori/pedrosalinas

El ojo de Mordor, de Pedro Salinas.


posteado por Yanawarmi Veleva Yupanqui
http://juanestebanyupanqui.blogspot.com/

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

El propietario del blog Mg Juan Esteban Yupanqui Villalobos declara que cada miembro del blog asume su propia responsabilidad por los artículos de autoría.

Ruta de la Sabiduria... Ruta de la Salvación

1. Creo en un solo Dios, Padre Todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra, de todo lo visible e invisible. 2. Y en un solo Señor Jesucristo, Hijo de Dios, el único engendrado, nacido del Padre antes de los siglos, Luz de Luz, Dios verdadero de Dios verdadero, nacido, no creado, consustancial con el Padre, por quien fueron hechas todas las cosas. 3. Señor Jesucristo quien por nosotros los hombres y por nuestra salvación bajó del cielo, y fue encarnado por el Espíritu Santo y la Virgen María, y se hizo hombre. 4. Señor Jesucristo quien fue crucificado por nosotros bajo Poncio Pilato, y padeció y fue sepultado. 5. Señor Jesucristo quien resucitó al tercer día 6. Y subió a los cielos y está sentado a la diestra del Padre. 7. Y de nuevo vendrá con gloria para juzgar a vivos y muertos, y su reino no tendrá fin. 8. Creo y en el Espíritu Santo, el Señor de la Vida, quien es el Creador de la Vida y procede del Padre, a quien estamos adorando y glorificando con el Padre y el Hijo, y quien habló a las naciones mediante los profetas. 9. Y en la Iglesia, quien es el cuerpo y la novia de Jesucristo. 10. Reconozco un solo bautismo para el perdón de los pecados a través del agua y del Espíritu. 11. Estoy en espera de la resurrección de los muertos. 12. Y en la espera de la vida eterna del siglo que viene! Amén