Yo tengo razones para vivir !!

Buscar este blog

!

Un árbol bueno no puede dar frutos malos, como tampoco un árbol malo puede producir frutos buenos.
Por lo tanto, ustedes los reconocerán por sus obras.
1 Si yo hablase lenguas humanas y angélicas, y no tengo amor, vengo a ser como metal que resuena, o címbalo que retiñe.
2 Y si tuviese profecía, y entendiese todos los misterios y toda ciencia, y si tuviese toda la fe, de tal manera que trasladase los montes, y no tengo amor, nada soy.

martes, diciembre 27, 2011

La lágrima de una madre





La lágrima de una madre

Empezó a lloviznar.. La lluvia de otoño de poco a poco volvía cada hora mas tormentosa. El follaje amarillo del jardín se puso brillante de las gotas en las que reflexionaban los últimos rayos del sol. Los racimos de la vid que todavía colgaban en la parra se hincharon y comenzaron a resquebrajarse.

Una flor Asteraceae de color púrpura se inclinaba más y más encima del roto jarro que se escondía entre la hojarasca. Un pajarito temblaba del frio, de la soledad y de dolor dentro de la vasija perdida. Todas las bandas de golondrinas se han ido. Volaron a al sur su dos hermanas. Su mamá voló hacia los países cálidos. ¿Quién lo calentará en esta noche de chubasco?

Lo dejaron solo en la parte inferior de la olla, porque estaba paralizado y no podía volar. Estalló un incendio en verano dentro de la casa en cuyo techo estaba el nido de su madre. Antes de que la golondrina vieja lograse a arrebatar a su hijo del fuego, un carbón encendido cayó en el nido y quemó al ala del pollo desnudo quien se desmayó del dolor. Cuando recuperó la conciencia, vio que él estaba en un nuevo nido, y encima de él se agachaba la cabeza de su madre afligida. Enseguida trató de mover las alas, pero no pudo porque el ala derecha, por la quemadura se había vuelto como si una hoja seca.
Terminó el verano. Las uvas se pusieron rojizas. Empezó una explosión de brotes de las flores Asteraceae que abrían sus pétalos en el jardín. Las golondrinas empezaron a unirse en los alambres del telégrafo. Se estaban preparando para volar al Sur. Los cables parecían un rosario de azabaches negros.
Una mañana, la golondrina vieja se le acercó a su hijo lisiado en el jardín y le dijo:
- Querido hijo, ya es ahora para salir al sur. Tú no puedes volar. Es por eso que te quedas aquí, aquí, en un jarro roto que hice nido para ti con las plumas mas suaves. Aquí te quedaras. . Y cuando tengas hambre, sal a picar algo. Todo el jardín está cubierto con las frutas caídas. Ve, hijo mío, lo bello que se inclina la flor Astra encima de la entrada de la olla. No te aflijas. En primavera regresaremos a ti…
- Gracias, madre, por todo lo que has hecho para mí ! - Dijo el lisiado y para ocultar sus lágrimas, se metió la cabecita bajo el ala de su madre y quedó en silencio.
Todos los pájaros se han ido. Transcurrían los días oscuros. Comenzó a lloviznar. La flor Astra empapada de la lluvia con los pétalos pesados casi cayó sobre el jarro. Una gota de lluvia se deslizó por la hojita inferior de la flor y estaba a punto de caer…
- ¡Oh, qué cansada estoy! – Suspiró la gotita.
- ¿De dónde vienes? - La preguntó el pajarito lisiado con curiosidad.
- No me lo preguntes... Transcurrí un camino tan largo. Yo nací allí en el Océano Pacífico.. No soy una gota de lluvia sino una lágrima
- ¿Lágrima? ¿Qué lágrima? – se entristeció el pequeñito.

- Lágrima de una madre. La historia de mi vida es corta. Hace nueve días, una golondrina cansada y llorosa se había encaramado en el mástil de un barco de vapor transoceánico. Yo nací en el ojo derecho del ave afligida. El mar rugía horroroso. Un fuerte viento soplaba. Con voz débil, la golondrina le habló al viento:
- Hermano viento, cuando caminas por el mundo, pasa a través de Bulgaria, encuentra a mi pollito solitario y dile que se cuide del gato negro, pues éste está asechando en el jardín. Se me olvidó a decírselo a mi hijo cuando emprendimos el vuelo. Dile también que se secó mi corazón de tristeza.
- ¿Dónde está tu hijito? – la preguntó el viento.
- Lo dejé en una olla de grietas, escondida en el jardín, donde florecen muchas flores de púrpura..




Mientras la golondrina apenas pronunciaba estas palabras yo me desprendí de sus ojos El viento me agarró y me arrastró por el mundo entero. Nueve días pasé volando. Recién caí en esta flor. ¡Qué cansada estoy! Quiero dormir y morir.
El corazón del pajarito lisiado, casi le dio un infarto. Rápidamente se levantó, abrió el pico y trago a la lágrima materna débil de tanto viajar y rodar.
- Gracias, mi mamá! – Susurró el pajarito, luego se acostó en su cama de plumas y se durmió, calentado por la lágrima le parecía estar bajo las alas de su madre.

Escrito por Ángel de la Carabela
( 1902 – 1972 )
Traducido por la esposa de Juan Esteban
http://juanestebanyupanqui.blogspot.com/

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

El propietario del blog Mg Juan Esteban Yupanqui Villalobos declara que cada miembro del blog asume su propia responsabilidad por los artículos de autoría.

Ruta de la Sabiduria... Ruta de la Salvación

1. Creo en un solo Dios, Padre Todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra, de todo lo visible e invisible. 2. Y en un solo Señor Jesucristo, Hijo de Dios, el único engendrado, nacido del Padre antes de los siglos, Luz de Luz, Dios verdadero de Dios verdadero, nacido, no creado, consustancial con el Padre, por quien fueron hechas todas las cosas. 3. Señor Jesucristo quien por nosotros los hombres y por nuestra salvación bajó del cielo, y fue encarnado por el Espíritu Santo y la Virgen María, y se hizo hombre. 4. Señor Jesucristo quien fue crucificado por nosotros bajo Poncio Pilato, y padeció y fue sepultado. 5. Señor Jesucristo quien resucitó al tercer día 6. Y subió a los cielos y está sentado a la diestra del Padre. 7. Y de nuevo vendrá con gloria para juzgar a vivos y muertos, y su reino no tendrá fin. 8. Creo y en el Espíritu Santo, el Señor de la Vida, quien es el Creador de la Vida y procede del Padre, a quien estamos adorando y glorificando con el Padre y el Hijo, y quien habló a las naciones mediante los profetas. 9. Y en la Iglesia, quien es el cuerpo y la novia de Jesucristo. 10. Reconozco un solo bautismo para el perdón de los pecados a través del agua y del Espíritu. 11. Estoy en espera de la resurrección de los muertos. 12. Y en la espera de la vida eterna del siglo que viene! Amén