Yo tengo razones para vivir !!

Buscar este blog

!

Un árbol bueno no puede dar frutos malos, como tampoco un árbol malo puede producir frutos buenos.
Por lo tanto, ustedes los reconocerán por sus obras.
1 Si yo hablase lenguas humanas y angélicas, y no tengo amor, vengo a ser como metal que resuena, o címbalo que retiñe.
2 Y si tuviese profecía, y entendiese todos los misterios y toda ciencia, y si tuviese toda la fe, de tal manera que trasladase los montes, y no tengo amor, nada soy.

martes, julio 02, 2013

La mayor alegría de todas: El munayniyuq

La mayor alegría de todas: El munayniyuq

A través de los años tuve sufrí siempre la ausencia de amor familiar, mi madre me abandonó a los pocos años de nacer, mi padre estuvo ausente, como si fuese poco, quedé huérfano de padre y madre, al llegar a la docena de años.

De modo que sentí la carencia de amor, como ninguno, lo cual afectó seriamente mi autoestima y amor propio, me sentía poco valorado, confundido, sin saber, porque estaba aquí, de donde venia, quien era yo, y que era sentir cariño o amor.

Me costaba sentir empatia por las personas, debido a mi situación personal, sentía que todos estaban en mejor situación que yo, me fue difícil aprender a "conectarme"

Solo a través de la experiencia de muchos años, y las sabías enseñanzas de los Abuelos Quechuas, pude entender, que nunca estuve solo, siempre hubo alguien dispuesto a darme la mano, en cada momento de mi vida, y siempre habrá una persona dispuesta a darla: Es el munayniyuq.

Decían los Abuelos Quechuas, que el munayniyuq es un ser de amor, que tiene mucho amor para dar, su amor es tan grande que pude transformar la vida de las personas, inspirarlas para bien, su amor es creativo, construye, no destruye, inspira, cautiva, ennoblece, hace el bien. Su amor es honesto, es puro, es limpio, es humilde y es magno al mismo tiempo.

Pregunté a los Abuelos, como podría ser yo un munayniyuq, les dije que nunca había sentido amor, no sabía que era eso ¿Como dar lo que no tengo? Me dijeron los Abuelos: Para recibir hay que dar, un munayniyuq, no piensa en recibir, piensa en dar. No hay mayor alegría que hacer felices a los demás, el munayniyuq entrega su corazón a la Madre Tierra, a la sabia naturaleza y a los Apus de la Montaña.

Se llena de amor a través de su conexión pura y honesta con la Pachamama, a través de allí llena de amor su corazón y ese amor puro recibido de los Apus, lo entrega a la Humanidad, también por amor.

El amor del munayniyuq es un amor que sana y nace de la vocación pura de entregarlo todo, sin reservas, el munayniyuq es un servidor, vive en vocación de servicio, entrega lo mejor que tiene, para hacer mejores a los demás. Por amor.

Cuando comprendí la esencia de los munayniyuq, quise ser aprender a ser uno de ellos, es un camino espiritual y de sabiduría a recorrer, debemos despojarnos de nuestro ego interno, de nuestro "Yo" individual, para aprender el "Nosotros" como humanidad.

Y el lazo que construye es la entrega del Munayniyuq, su vocación es ser feliz a través de hacer felices a los demás, porque no hay felicidad mas grande, que la que se comparte, y no hay sonrisa mas placentera, que hacer sonreír a los demás.

Jallalla Pachamama.
Qullana Qhapaq Amaru.



Ruta de la Sabiduria... Ruta de la Salvación

1. Creo en un solo Dios, Padre Todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra, de todo lo visible e invisible. 2. Y en un solo Señor Jesucristo, Hijo de Dios, el único engendrado, nacido del Padre antes de los siglos, Luz de Luz, Dios verdadero de Dios verdadero, nacido, no creado, consustancial con el Padre, por quien fueron hechas todas las cosas. 3. Señor Jesucristo quien por nosotros los hombres y por nuestra salvación bajó del cielo, y fue encarnado por el Espíritu Santo y la Virgen María, y se hizo hombre. 4. Señor Jesucristo quien fue crucificado por nosotros bajo Poncio Pilato, y padeció y fue sepultado. 5. Señor Jesucristo quien resucitó al tercer día 6. Y subió a los cielos y está sentado a la diestra del Padre. 7. Y de nuevo vendrá con gloria para juzgar a vivos y muertos, y su reino no tendrá fin. 8. Creo y en el Espíritu Santo, el Señor de la Vida, quien es el Creador de la Vida y procede del Padre, a quien estamos adorando y glorificando con el Padre y el Hijo, y quien habló a las naciones mediante los profetas. 9. Y en la Iglesia, quien es el cuerpo y la novia de Jesucristo. 10. Reconozco un solo bautismo para el perdón de los pecados a través del agua y del Espíritu. 11. Estoy en espera de la resurrección de los muertos. 12. Y en la espera de la vida eterna del siglo que viene! Amén