Yo tengo razones para vivir !!

Buscar este blog

!

Un árbol bueno no puede dar frutos malos, como tampoco un árbol malo puede producir frutos buenos.
Por lo tanto, ustedes los reconocerán por sus obras.
1 Si yo hablase lenguas humanas y angélicas, y no tengo amor, vengo a ser como metal que resuena, o címbalo que retiñe.
2 Y si tuviese profecía, y entendiese todos los misterios y toda ciencia, y si tuviese toda la fe, de tal manera que trasladase los montes, y no tengo amor, nada soy.

martes, agosto 19, 2014

El trabajo según los incas

El trabajo según los incas.
por  Qullana Qhapaq Amaru

Evito actividades carentes de significado para mi y sin utilidad para los demás. Prefiero trabajar en algo que me apasiona y que además es útil a los demás. Por eso amo mi trabajo y no me causa estrés, sino placer y felicidad. La dificultad es un reto del juego, una motivación para superarla.

Los Incas concebían el trabajo como "un juego" y creo que es la mejor forma de verlo. Para ellos el trabajo era un acto de creación, de realización, de extensión de nuestra propia existencia.

El trabajo es odioso porque las personas lo hacen odioso. Los incas al concebirlo como un "juego a superar" también crearon el "premio" por superar el juego. Aquí no existían salarios. El premio era "la fiesta".

El Calendario Inca tenia 8 festividades grandes al año, cada mes y medio. Eran festividades espirituales donde lo principal era la danza (tusuy) el canto (taqi) y la alegría. Duraban entre 5 a 12 días. También existían pequeñas festividades semanales (de ámbito comunal - familiar)

Los amargados curas españoles al ver a los incas "fiestear" tan felices y por tantos días, consideraron que eran unos pecaminosos hedonistas, y prohibieron las grandes fiestas reemplazándola por las fiestas cristianas, que son largas procesiones en penitencias tristes.

Los españoles convirtieron el trabajo en una carga penosa porque toda el producto de la riqueza era apropiado por ellos. A diferencia de los Incas, donde los ayllus distribuían el 100% a la comunidad asegurando todas sus necesidades..

Hoy las personas tampoco son dueños de lo que producen, su esfuerzo no es valorado ni retribuido en justa medida y eso les causa infelicidad.

Así desvincularon la festividad del trabajo, por esta era la finalidad incaica, "premiar" el trabajo a través de grandes fiestas. Los andinos no trabajaban por necesidad, sino por diversión, felicidad y espiritualidad.

Las personas creen que no pueden elegir, pero la verdad es que si pueden, solo necesitan saber como hacerlo. Elegir es el primer paso, perseverar el segundo, lograr la autosuficiencia el tercero, el cuarto laborar por realización no por necesidad, y el quinto DIVERTIRSE. Debes premiarte por tu esfuerzo.

Las investigaciones demuestran que las "experiencias" dan mas felicidad a las personas que los objetos. Es decir, la vivencia es mejor que el materialismo. Las personas se limitan a comprar y acumular cosas. En vez de vivir experiencias.

Un viaje por la selva te hará más feliz que un iPhone de última generación, te lo puedo asegurar. El iPhone se malogrará y lo tirarás. Pero la experiencia de lo que viviste con tus seres queridos, lo recordarás por siempre. Lo irónico es que el viaje y el iPhone cuestan casi igual.

Los incas no buscaban la felicidad acumulando cosas, sino viviendo experiencias, sigamos su ejemplo.

Nota: Con esto no quiero hacer una oda a la pobreza, los incas eran una sociedad prospera, su riqueza en oro era tan abundante que al robarlo España se convirtió en potencia mundial. Pero el oro solo tenía un valor "ornamental" para los Incas.

La abundancia incaica provenía del conocimiento de la tierra y de haber forjado una agricultura masiva sumamente productiva que satisfacía todas las necesidades en su tiempo.


 https://mega.co.nz/#F!V1xwzYZS!pzNd62UY8SCaXXxE8CDndw


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

El propietario del blog Mg Juan Esteban Yupanqui Villalobos declara que cada miembro del blog asume su propia responsabilidad por los artículos de autoría.

Ruta de la Sabiduria... Ruta de la Salvación

1. Creo en un solo Dios, Padre Todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra, de todo lo visible e invisible. 2. Y en un solo Señor Jesucristo, Hijo de Dios, el único engendrado, nacido del Padre antes de los siglos, Luz de Luz, Dios verdadero de Dios verdadero, nacido, no creado, consustancial con el Padre, por quien fueron hechas todas las cosas. 3. Señor Jesucristo quien por nosotros los hombres y por nuestra salvación bajó del cielo, y fue encarnado por el Espíritu Santo y la Virgen María, y se hizo hombre. 4. Señor Jesucristo quien fue crucificado por nosotros bajo Poncio Pilato, y padeció y fue sepultado. 5. Señor Jesucristo quien resucitó al tercer día 6. Y subió a los cielos y está sentado a la diestra del Padre. 7. Y de nuevo vendrá con gloria para juzgar a vivos y muertos, y su reino no tendrá fin. 8. Creo y en el Espíritu Santo, el Señor de la Vida, quien es el Creador de la Vida y procede del Padre, a quien estamos adorando y glorificando con el Padre y el Hijo, y quien habló a las naciones mediante los profetas. 9. Y en la Iglesia, quien es el cuerpo y la novia de Jesucristo. 10. Reconozco un solo bautismo para el perdón de los pecados a través del agua y del Espíritu. 11. Estoy en espera de la resurrección de los muertos. 12. Y en la espera de la vida eterna del siglo que viene! Amén