Yo tengo razones para vivir !!

Buscar este blog

!

Un árbol bueno no puede dar frutos malos, como tampoco un árbol malo puede producir frutos buenos.
Por lo tanto, ustedes los reconocerán por sus obras.
1 Si yo hablase lenguas humanas y angélicas, y no tengo amor, vengo a ser como metal que resuena, o címbalo que retiñe.
2 Y si tuviese profecía, y entendiese todos los misterios y toda ciencia, y si tuviese toda la fe, de tal manera que trasladase los montes, y no tengo amor, nada soy.

domingo, septiembre 28, 2014

Indigenismo y Falacia

Indigenismo y Falacia.
11 h · Lima ·
Indigenismo y Falacia.
Yo no tengo una visión de los pueblos originarios "viviendo desnudos en el bosque" o "labrando eternamente la tierra" yo deseo ver originarios médicos, ingenieros, abogados, emprendedores, alcaldes y presidentes.
Parece que es un delito afirmar esto ¿Porque? Porque existen indigenistas paternalistas que ven al "runa" como un estado de "pureza" y que estudiar o ser empresarios es "contaminarlos".
Y me parece una hipocresía que estás personas digan esto, mientras envían a sus propios hijos a estudiar a las mejores universidades ¿Si es tan bueno el estado de "pureza" porque no envían a sus hijos a vivir en la selva?
Por el contrario, considero de vital importancia la creación de una Universidad Plurinacional Ashaninka en Ucayali, Universidad Plurinacional Quechua en Cusco, una Universidad Plurinacional Aymara en Huancané, Puno,
Nuestros antepasados valoraron las ciencias astronómicas; Qoyllur Yachay (Astronomía)la Pacha Qhaway (Cosmovisión); Yupaykamay (Matemática); Qillkananchakamay (Álgebra); Pachaykamay (Física); Shuyutupukamay (Geometría); Yupaykichiq (Calculadora); Watapacha (Calendario); Yupaykamachiq yuyay (Pensamiento lógico matemático), la arquitectura, la ingeniería hidráulica, agrícola, un sistema social-laboral y muchas otros saberes que sirvieron de fundamento para el florecer y el progreso de la civilización andina, una de las seis civilizaciones madre de la humanidad.
Despojar a los originarios de estos saberes, es perpetuarlos en la pobreza y la miseria que los empuja a emigrar y sacrificar su idioma quechua y su identidad para obtener el progreso material que no consiguen en sus comunidades.
En el aeropuerto tuve una discusión con un hermano uruguayo, al que quiero y estimo, pero el consideraba un "sacrilegio" mi propuesta de la creación de un empresariado quechua.
Porque el es de izquierda y cree que hablar de "emprendedores" otavaleños o kichwa es hacerle juego al "capitalismo" Pero a mi parecía ridículo discutir esto, en el lujoso café del aeropuerto mientras allá afuera unas ancianas quechuas piden limosna a los turistas.
Lamentablemente estos actos indigenistas se repiten en uno y otro lugar, por lo que estoy pensando, simplemente dejar de asistir a dichos eventos indigenistas, que son una completa perdida de tiempo.
Y dedicarme a ayudar en la profesión que sé: Derecho internacional de los pueblos originarios, comercio electrónico, marketing y educación virtual, son las habilidades que aprendí y con las que me gano la vida.
Pero en muchas comunidades las personas ni siquiera saben lo que es el comercio electrónico, unos hermanos quechuas en el seminario quisieron matricularse en mi curso virtual de Tawaismo, pero nisiquiera tenían correo electrónico y no sabían utilizar una computadora.
Me dio una terrible pena, que me hizo acordar cuando una hermana cusqueña tuvo miedo de hablarme, porque ella no sabía hablar en castellano, la ví tímida e insegura así que le hablé en quechua.
Fue la misma inseguridad que sentí yo, cuando hace mucho tiempo, una turista en el vuelo de avión me habló en inglés y no supe responderle, me sentí mal y eso me llevó a aprender inglés.
El presidente del Consejo Educativo de la Nación Quechua, comprendió rápidamente mi comentario, de que no ganábamos nada haciendo retórica y política, y que lo que necesitábamos era adquirir las habilidades técnicas para lograr el auto-sostenimiento de nuestras comunidades.
Él, que tuvo que emigrar y pasar muchos padecimientos para estudiar y licenciarse, proviniendo de una familia indígena de extrema pobreza, entendió claramente a lo que yo me refería.
Lamentablemente mucho indigenistas provienen de familias acomodadas, y no saben nada de estas historias, no las han sufrido, ni han padecido y por eso tienen una visión idealista, romántica y equivocada de que el indígena no debe acceder a la "modernidad" de la que ellos disfrutan, esta contradicción ideológica provoca un terrible daño a la visión de futuro que debemos construir.

posteado por Tanyita Yupanqui

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

El propietario del blog Mg Juan Esteban Yupanqui Villalobos declara que cada miembro del blog asume su propia responsabilidad por los artículos de autoría.

Ruta de la Sabiduria... Ruta de la Salvación

1. Creo en un solo Dios, Padre Todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra, de todo lo visible e invisible. 2. Y en un solo Señor Jesucristo, Hijo de Dios, el único engendrado, nacido del Padre antes de los siglos, Luz de Luz, Dios verdadero de Dios verdadero, nacido, no creado, consustancial con el Padre, por quien fueron hechas todas las cosas. 3. Señor Jesucristo quien por nosotros los hombres y por nuestra salvación bajó del cielo, y fue encarnado por el Espíritu Santo y la Virgen María, y se hizo hombre. 4. Señor Jesucristo quien fue crucificado por nosotros bajo Poncio Pilato, y padeció y fue sepultado. 5. Señor Jesucristo quien resucitó al tercer día 6. Y subió a los cielos y está sentado a la diestra del Padre. 7. Y de nuevo vendrá con gloria para juzgar a vivos y muertos, y su reino no tendrá fin. 8. Creo y en el Espíritu Santo, el Señor de la Vida, quien es el Creador de la Vida y procede del Padre, a quien estamos adorando y glorificando con el Padre y el Hijo, y quien habló a las naciones mediante los profetas. 9. Y en la Iglesia, quien es el cuerpo y la novia de Jesucristo. 10. Reconozco un solo bautismo para el perdón de los pecados a través del agua y del Espíritu. 11. Estoy en espera de la resurrección de los muertos. 12. Y en la espera de la vida eterna del siglo que viene! Amén