Yo tengo razones para vivir !!

Buscar este blog

!

Un árbol bueno no puede dar frutos malos, como tampoco un árbol malo puede producir frutos buenos.
Por lo tanto, ustedes los reconocerán por sus obras.
1 Si yo hablase lenguas humanas y angélicas, y no tengo amor, vengo a ser como metal que resuena, o címbalo que retiñe.
2 Y si tuviese profecía, y entendiese todos los misterios y toda ciencia, y si tuviese toda la fe, de tal manera que trasladase los montes, y no tengo amor, nada soy.

domingo, mayo 01, 2016

NUEVOS PARADIGMAS CIENTIFICOS

NUEVOS PARADIGMAS CIENTIFICOS.
Por Mg Juan Esteban Yupanqui Villalobos.

Vemos con asombro, como los argumentos en toda discusión en los medios de comunicación son tan simples que nos ponemos a pensar en qué momento todo esto tiene su comienzo. La argumentación de cada posición expectante se considera nada más que adjetivos y en una visión errada de las cosas como si el adjetivo o el insulto tratara de justificar lo dicho a pesar de no tener un sentido a simple vista. Parece que hubiera desaparecido hasta la argumentación que se sostiene en la lógica formal, caminando hacia un auto de fe. En eso creemos que se recurre a este argumento de la religiosidad para sostener su verdad o la verdad que nos presentan como indisoluble e indiscutible. Tal es así, que hasta en el campo de algunas ciencias fácticas como la economía se llega a la argumentación teológica para sostener su posición, que por cierto no es científica pues se posiciona en un auto de fe, que no puede ser así pues es una ciencia y no es teología para serlo.
¿Qué devenimos con ello? Podemos decir que las cosas, tal como están resolviéndose, no soluciona para nada los cuestionamientos a que se supone que los asumen. Los que se aferran recurren a la descalificación del oponente o del argumento con la tesis; validándose aquí una redundancia lingüística para ingresar a ello: es vacuo de decirle que es antiguo, que es obsoleto, que es pasado de moda. Ello sería un indicio de lo irracional de sostener su argumento. O también ante la imposibilidad de autocriticarse, lo cual le crearía un vacío de inestabilidad emocional en cuanto al individuo, pero que también es para lo que sostienen en conjunto tales argumentos. Esto creo que es un problema que ha empezado a ser dilucidado por Martínez Migueles (MIGUELEZ, 2002) en la que el afirma que el paradigma científico actual ya no puede resolver los problemas científicos en la actualidad y mucho más en economía. ¿Cuál es el principio fundamental que atañe a la economía? Por un decir, por poner un ejemplo en éste problema. Pero vayamos a su etimología para dilucidar en lo que se ha convertido esta ciencia:” Préstamo (s. xvii) del latín oeconomia y este del griego oikonomía ‘dirección o administración de una casa’, derivado de oikonomós ‘administrador’, ‘intendente’, formado de oîkos ‘casa’ y nomós ‘reglas, leyes’, ‘administración’. Inicialmente se refería a la buena administración de la casa, posteriormente se generalizó a cualquier tipo de administración.” (wikipedia, 2016). ¿Debo preguntar, porque venimos a investigar su origen etimológico? El ver su origen nos hace pensar y direccionar hacia dónde va, como ciencia, sus objetivos principales cuales son. Esa es la realidad, pues existe el temor que el conocimiento de la ciencia se desvirtúe y esta se esté dirigiendo a otros objetivos para los cuales no fue diseñado, con lo cual se altera el espíritu de la ciencia.

Tal como afirmamos anteriormente por ejemplo la economía ha desvirtuado sus objetivos, quizás porque lo científicos económicos se han identificado con los de un grupo, de una clase, incidiendo los beneficios de éste grupo, clase, como se quiera llamar en desmedro de los otros que generalmente son mayoría. Los problemas mundiales que afrontara el mundo, aparte de la destrucción del planeta es precisamente la hecatombe, también de los menos favorecidos, de los pobres que someterán a una encarnizada lucha por la defensa de su vida. Y ya está empezando a suceder, en que los que tienen en poder el mundo, debido a su apetito insaciable de tener mucho más activos que su manos puedan sostener, debido a su voracidad, están teniendo hambre también en los países europeos, con consecuencia pretender transformar a los trabajadores europeos en los modelos de esclavos tal como lo sustenta en el hemisferio sur del planeta. Y la juventud europea ha dado la respuesta contundente- tal como debería de ser- Pero la juventud del sur, que ha sido domesticada y traicionada por el clientelaje electoral y apetito de muchos dirigentes. Todavía no despierta. ¿Hasta cuánto y hasta cuándo, no lo sé?



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

El propietario del blog Mg Juan Esteban Yupanqui Villalobos declara que cada miembro del blog asume su propia responsabilidad por los artículos de autoría.

Ruta de la Sabiduria... Ruta de la Salvación

1. Creo en un solo Dios, Padre Todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra, de todo lo visible e invisible. 2. Y en un solo Señor Jesucristo, Hijo de Dios, el único engendrado, nacido del Padre antes de los siglos, Luz de Luz, Dios verdadero de Dios verdadero, nacido, no creado, consustancial con el Padre, por quien fueron hechas todas las cosas. 3. Señor Jesucristo quien por nosotros los hombres y por nuestra salvación bajó del cielo, y fue encarnado por el Espíritu Santo y la Virgen María, y se hizo hombre. 4. Señor Jesucristo quien fue crucificado por nosotros bajo Poncio Pilato, y padeció y fue sepultado. 5. Señor Jesucristo quien resucitó al tercer día 6. Y subió a los cielos y está sentado a la diestra del Padre. 7. Y de nuevo vendrá con gloria para juzgar a vivos y muertos, y su reino no tendrá fin. 8. Creo y en el Espíritu Santo, el Señor de la Vida, quien es el Creador de la Vida y procede del Padre, a quien estamos adorando y glorificando con el Padre y el Hijo, y quien habló a las naciones mediante los profetas. 9. Y en la Iglesia, quien es el cuerpo y la novia de Jesucristo. 10. Reconozco un solo bautismo para el perdón de los pecados a través del agua y del Espíritu. 11. Estoy en espera de la resurrección de los muertos. 12. Y en la espera de la vida eterna del siglo que viene! Amén