Yo tengo razones para vivir !!

sábado, septiembre 21, 2019


Escrito por: Milica Đurđević Stamenkovski

En respuesta al Embajador de los Estados Unidos en Belgrado,
Kyle Randolph Scott

¡Aquí es Serbia!

Su Excelencia, me dirigiré a usted, con el tono que requieren mi educación del hogar y la tradición serbia de respeto a los huéspedes. Aparte, de esta manera, me gustaría recordarle una circunstancia que puede habérsele olvidado: usted es un huésped en Serbia, no es el sheriff de alguna ciudad del medio oeste de Estados Unidos tampoco es el dueño de esclavos en alguna plantación de algodón en el sur de Estados Unidos / del siglo XIX. /
La época del colonialismo se acabó hace tiempo y lo primero que debe aprender uno al llegar a una misión diplomática en Serbia es que los serbios sobre todo valoran la libertad, porque la han ganado y lo han logrado con muchos sacrificios.

He tenido la esperanza que después de sus últimos "consejos" dirigidos al pueblo serbio, al menos algunos, de los representantes políticos serbios, responda a la serie de sus absurdas invocaciones de que nos olvidemos quiénes somos y qué somos. Pero el día ha terminado, y nuestros políticos elegidos, vuelta han preferido permanecer en silencio y callar otra bofetada más para toda Serbia.
Usted ha superado a si mismo hoy.
Usted exigió a los serbios que se liberen del sentimiento de rechazo provocado por las injusticias que nos infligen algunos países occidentales. Traduciendo su frase para que quede más clara y comprensible: usted evoca a que los serbios se liberen del sentimiento de verdad, y de su autoestima. Además, usted para convencernos, de que realmente son nuestros amigos, nos hizo recordar que ustedes "invirtieron mil millones de dólares" en Serbia.
Y le pregunto, Su Excelencia, ¿por si acaso dicha inversión es uno de los cientos de miles de millones de daños materiales que nos han dejado ustedes después de su bombardeo y misiles de la OTAN? Además, hay algunas cosas que no se pueden recompensar con miles de millones de dinero: y estas cosas incompensables son las víctimas, las pérdidas humanas. Es obvio, Su Excelencia, que venimos de dos sociedades de valores diferentes. Usted sabe, obviamente, los precios de todo, mientras nosotros sabemos el valor y de valores.
Usted ha invocado a los serbios a que sea su modelo de comportamiento el de San Jorge y que "maten al dragón". ¿Podría, usted, explicarme a qué dragones se refería?
¿Se refiere, usted, a los Órdenes de caballeros del dragón a los que siguieron y heredaron los serbios en las batallas por Koshar y Pashtrik? Si se refiere usted a ellos, ya es demasiado tarde.Hace mucho tiempo que sus becarios del Ejército de Liberación de Kosovo asesinaron a nuestros soldados-dragones. Allí donde los becarios fallaron; los dragones fueron alcanzados por sus bombas y misiles. Los que lograron salvarse de las bombas; vuelta por sus órdenes,  las autoridades  de Belgrado aniquilaron. Nuestros dragones no murieron en el momento en que dejaron de vivir, sino cuando su sacrificio y la razón para sus luchas fueron ridiculizados y devaluados.
O tal vez, Su Excelencia, ¿estaba pensando en el dragón chino,  el símbolo de un país antiguo cuya embajada en Belgrado por “pura casualidad” ustedes destruyeron durante la agresión de la OTAN?
Los serbios no arrojan lanzas en la espalda de sus aliados, no importa cuán difícil sea para usted entenderlo. No es recomendable que utilice usted, nuestros motivos espirituales y nacionales, en su intento de manipulación política, porque si realmente respetara la experiencia histórica serbia, no diría recientemente que siempre habíamos estado en el bando equivocado de la historia.
Comparta, usted, sus consejos en su patria, creo que es donde más los necesitan. Y una cosa más, si sinceramente desea usted la amistad con Serbia y los serbios, no apunte sus lanzas a nuestros dragones, sino apunte y perfore al "monstruo" que ustedes han liberado sobre la cuna y el seno serbio, el mismo monstruo que lleva siglos arrojando fuego a todos los Balcanes.

El 09.12.2019.

Milica Đurđević Stamenkovski
es un politólogo serbio
y miembro de la Presidencia del nuevo Partido Serbio de Zavetnitzi

Buscar este blog

!

Un árbol bueno no puede dar frutos malos, como tampoco un árbol malo puede producir frutos buenos.
Por lo tanto, ustedes los reconocerán por sus obras.
1 Si yo hablase lenguas humanas y angélicas, y no tengo amor, vengo a ser como metal que resuena, o címbalo que retiñe.
2 Y si tuviese profecía, y entendiese todos los misterios y toda ciencia, y si tuviese toda la fe, de tal manera que trasladase los montes, y no tengo amor, nada soy.

Ruta de la Sabiduria... Ruta de la Salvación

1. Creo en un solo Dios, Padre Todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra, de todo lo visible e invisible. 2. Y en un solo Señor Jesucristo, Hijo de Dios, el único engendrado, nacido del Padre antes de los siglos, Luz de Luz, Dios verdadero de Dios verdadero, nacido, no creado, consustancial con el Padre, por quien fueron hechas todas las cosas. 3. Señor Jesucristo quien por nosotros los hombres y por nuestra salvación bajó del cielo, y fue encarnado por el Espíritu Santo y la Virgen María, y se hizo hombre. 4. Señor Jesucristo quien fue crucificado por nosotros bajo Poncio Pilato, y padeció y fue sepultado. 5. Señor Jesucristo quien resucitó al tercer día 6. Y subió a los cielos y está sentado a la diestra del Padre. 7. Y de nuevo vendrá con gloria para juzgar a vivos y muertos, y su reino no tendrá fin. 8. Creo y en el Espíritu Santo, el Señor de la Vida, quien es el Creador de la Vida y procede del Padre, a quien estamos adorando y glorificando con el Padre y el Hijo, y quien habló a las naciones mediante los profetas. 9. Y en la Iglesia, quien es el cuerpo y la novia de Jesucristo. 10. Reconozco un solo bautismo para el perdón de los pecados a través del agua y del Espíritu. 11. Estoy en espera de la resurrección de los muertos. 12. Y en la espera de la vida eterna del siglo que viene! Amén